Taller de Género por la Igualdad

El pasado viernes 16 de diciembre se realizó en la Sala Victoria de nuestra localidad el Taller de Género por la Igualdad impartido por la bailaora Eli Parrilla y la cantaora Natalia Segura. Esta actividad complementaria forma parte de las actividades programadas por José Antonio Barrera Lara coordinador del programa Vivir y Sentir el Patrimonio.

Eli Parrilla y Natalia Segura,  comenzaron el taller explicándoles  a nuestro alumnado los orígenes del flamenco y el papel de la mujer en este Arte Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Al igual que en otras profesiones, el mundo del flamenco también ha sido escenario de la lucha de la mujer por encontrar su lugar en un entorno de hombres. Las mujeres que se dedicaba al mundo flamenco lo tenían muy difícil en una época en la que el cuidado de la casa era la profesión por imposición de todas las mujeres y solamente podían exhibir su arte en casa y fiestas familiares. Cuando el espectáculo flamenco se convierte en un género artístico, la mujer tiene un papel secundario y casi siempre como bailaora acompañante. Se conocen pocos registros de cantaoras y mucho menos de guitarristas.

La mujer despunta como cantaora profesional a partir de 1860, la mayoría conocidas como la “hija de” o la “mujer de” y han de interpretar cantes que a veces son machistas y hasta tratan el feminicidio como tema.

Las ponentes llevaron a cabo una actividad coeducativa con nuestro alumnado de Bachillerato que consistió en hacer una interpretación de algunas de estas letras clásicas machistas y cambiarlas por otras nuevas aportadas por nuestro alumnado que  hablasen sobre el  respeto, tolerancia e Igualdad, con el objetivo de  educar en Igualdad a través del flamenco, eliminado estereotipos de micromachismo que apunta a un retroceso en el ámbito de la Igualdad entre Hombres y Mujeres y mostrando el flamenco desde el prisma de igualdad, desterrando los clichés machistas que aún están latentes en las letras de este arte.

La finalidad de este taller es contribuir a la convivencia positiva en el centro y responder a la diversidad del alumnado asistente, con objeto de paliar, a través del flamenco, cualquier tipo de diferencia entre hombres y mujeres, así como prevenir la violencia de género en centros educativos.

Se clausuró el taller al compás de palmas por tangos, manifestando los asistentes su opinión sobre lo que el taller les había aportado.

Se trata de una actividad subvencionada por fondos del Ministerio de Igualdad a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Como coordinador de Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres del IES Castillo de Luna doy las gracias al EXCMO. AYUNTAMIENTO DE LA PUEBLA DE CAZALLA por cedernos la Sala Victoria para la realización de esta actividad y a mi compañero José Antonio por contar conmigo en esta enriquecedora actividad coeducativa.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja una respuesta