Archivo diario: 21 junio, 2022

ENCUENTRO DEL PROYECTO MAST EN KARLSHAMN, SUECIA: A PUNTO DE ACABAR NUESTRO ERASMUS

Desde el IES Castillo de Luna en La Puebla de Cazalla, España, el equipo del proyecto MAST ha vuelto a crear un mosaico de imágenes y sensaciones de la semana vivida en Karlshamn, Suecia, que fue nuestra última movilidad. Sin embargo, esto no es el verdadero final, aún quedan algunas tareas que realizar y pronto las compartiremos. 
 
Nos gusta pensar que, tras unos meses agotadores intentando hacer lo que se debía haber hecho en dos años, enlazando un encuentro con otro y, además, preparando tareas para todos esos encuentros, no sólo se han cumplido los puntos del proyecto, si no que prácticamente todo ha salido muy bien. 
 
Nos tomamos esto de hacer proyectos como lo que en realidad es: un trabajo extra que siempre va en beneficio del alumno y, de paso, te arranca una sonrisa de satisfacción como docente. Creemos que ningún proyecto escolar europeo es de inferior categoría, pues todos requieren mucho de tu propio tiempo si se quiere hacer bien y, si hay socios que se implican, hay buenos resultados y el proyecto indudablemente resulta un orgullo haberlo hecho. 
 
No recibes más dinero, ni más tiempo para hacer proyectos, como en otras profesiones, el pago mayor que un profesor recibe es convivir en los encuentros con otros colegas que han estado trabajando contigo durante mucho tiempo y ver la emoción de los alumnos que lo han llevado a cabo y que disfrutan de esos encuentros. Esos alumnos llegan a entender el esfuerzo que conlleva hacerlo bien. Tanto Juan G. Moreno Catena, como yo, hemos defendido esto desde hace 17 años y en nuestras idas y venidas en este proyecto hemos compartido estas visiones con muchos colegas europeos que han hecho proyectos con nosotros.
 
Karlshamn ha sido muy especial para nosotros porque quizás sea nuestra última movilidad. Ha sido también una vuelta al principio del proyecto, porque estuvimos en esta pequeña ciudad en octubre de 2019 para iniciar el proyecto (¡quién nos iba a decir todo lo que vino después!) y en ella conocimos a muchos colegas que hoy son amigos.
 
Ha sido un lujo volver a contar con el esfuerzo del equipo sueco al diseñar una semana llena de oportunidades para aprender y compartir lo aprendido y, en especial, hemos sido afortunados por haber encontrado en Karlshamn a Christina, nuestra coordinadora del proyecto, y a María, dos amigas a las que no olvidaremos jamás por sus atenciones y su generosidad.
 
Os presento una hermosa ciudad frente al mar Báltico: Karlshamn, con una escuela secundaria impresionante y una naturaleza exuberante que la rodea. Fue una semana llena de arte y cultura, de comunicación y buenas vibraciones, pero con el principal objetivo de realizar actuaciones propias de un Festival Multicultural. Así, la música, la danza, la interpretación, las lecturas y los instrumentos se convirtieron en los protagonistas del trabajo final del proyecto.
 
Fue una semana de despedidas, pero también nos ocupamos de mirar hacia atrás a los otros cinco países donde se desarrollaron magníficos encuentros y en pocos meses se realizaron otros materiales: podcasts, comics que formaron un libro, un Mega Trivial Intercultural, un cuaderno de la historia de las migraciones en los seis países del proyecto, una agenda escolar sobre los temas del proyecto, una exposición de gráficos sobre sostenibilidad y un estudio sobre la operatividad de sistema energéticos limpios y finalmente un Festival Multicultural todos encaminados a que el alumnado aprenda a derribar muchos muros de intolerancia y rechazo a lo diferente y enseñarlos a evitar caer en sociedades injustas e insostenibles. Sí, claro, lo mismo, como cantaba el bueno de Lennon, puede que digáis que somos soñadores, pero no somos los únicos.
Os dejamos el vídeo de la despedida del proyecto:
 
Imagen de previsualización de YouTube